Unidad de la Cirugía de la Reproducción

La Unidad de Cirugía de mínima invasión o cirugía ambulatoria o de corta estancia reúne todos los requisitos tecnológicos y científicos para prestar una atención de la más alta calidad a los pacientes que requieran procedimientos e intervenciones quirúrgicas relacionadas con alteraciones no sólo de la fertilidad, sino también de otros aspectos ginecológicos y urológicos.

Técnicas endoscópicas

Mediante el uso de técnicas endoscópicas de mínimo abordaje abdominal, como la conocida Laparoscopia (exploración de la cavidad abdominal y sus órganos por medio de pequeños telescopios) y la Salpingoscopia (exploración de las trompas uterinas), o de endoscopia por vía vaginal, inclusive sin anestesia, como la Histeroscopia (exploración de la cavidad uterina), podemos diagnosticar con la mayor precisión las diferentes enfermedades que se presentan en los órganos internos femeninos (útero, trompas, ovarios y vejiga) y además intervenirlas corrigiendo estas alteraciones, al igual que se hace por cirugía convencional (Laparotomía), sin necesidad de hospitalización.

Se opera e interviene por pequeñas incisiones en la piel, la mayoría menores de 1cm en zonas en que generalmente no son notorias. Así, estas intervenciones se realizan en forma totalmente ambulatoria, con incapacidades cortas y bajas laborales de menos de siete días.

Los resultados cosméticos son excelentes. Las intervenciones que antes se realizaban por grandes incisiones abdominales por Laparotomía, con cicatrices molestas, hospitalización de dos o más días, incapacidad prolongada y bajas de más de cuatro semanas, son las mismas que ahora realizamos en nuestra unidad de cirugía, pero en forma endoscópica ; es decir, usando telescopios e instrumentos de menos de 10 mm. y 5 mm. y con mínimo acceso a través de la pared abdominal o de la vagina.

Laparoscopía

La Laparoscopia es el abordaje de los órganos abdominales a través de una incisión intraumbilical de 1 cm. y otras dos de 0.5 cm. por encima del pubis, inmediatamente por de bajo del vello púbico. Sirve para intervenir enfermedades en las paredes y superficie del útero, en las trompas uterinas en los ovarios y en ocasiones, si es necesario, también se puede quitar el apéndice. Las más comunes en el útero son los miomas o fibromas. Las trompas pueden ser fácilmente intervenidas; en algunos casos, cuando la enfermedad que tienen lo permite, se pueden recuperar a través de intervenciones microquirúrgicas endoscópicas o inclusive si están completamente alteradas y no cumplen su función, se pueden extraer.

La mayoría de los quistes de ovarios, especialmente los producidos por endometriosis, pueden ser intervenidos completamente con estas técnicas y así salvar tejido ovárico, pero si el caso lo requiere, se pueden retirar completamente los ovarios, así como también quitar algunos tumores sólidos de los mismos.

Salpingoscopía

La Salpingoscopia es una endoscopia que sirve para ver por dentro de las trompas uterinas, su abordaje se hace durante y a través de una laparoscopia, introduciendo un pequeño telescopio de 2 mm por la misma luz de las trompas para su evaluación.

Esto permite determinar con mayor precisión si una trompa enferma es susceptible o no de recuperarse con cirugía conservadora o si, por el contrario, es mejor extirparla completamente.

Ubicación

    Iturbide N 399 Esq. Calle Cuarta, Col. Obrera,
    C.P. 22830, Ensenada, Baja California. México

Galería Multimedia

Curriculum Vitae

Médico Cirujano Universidad Xochicalco B.C. Ginecólogo - Obstetra egresado del Instituto Nacional de Perinatología INPer con Mención Honorífica Premio al Médico Residente más distinguido en 1992. DESCARGAR PDF